Ser madre en la era digital: competencia sin ganadores

Publicidad

Ser madre en la era digital
skeeze / Pixabay

Ser madre en la era digital, un reto grande para la mujer de ahora

Ser madre en la era digital
JesusLeal / Pixabay

La maternidad, pareciera ser lo más fácil del mundo. Para muchos ser madre es sencillo, por lo que lastimosamente resulta ser algo poco valorado. Si ademas de ser madre tienes “La Suerte” de ser ama de casa entonces piensan que vives de vacaciones. La realidad es muy diferente, la persona encargada de formar a los niños en adultos de bien, tiene una vida cansada y está agotada. Ser madre en la era digital no es una tarea sencilla, las exigencias son grandes.

Hijos tecnológicos y redes sociales

Hijos tecnológicos y redes sociales
Alexas_Fotos / Pixabay

Los tiempos cambian, el mundo donde vivían tus padres ha cambiado. En las escuelas, los niños están estudiando lo que inclusive antes se estudiaba hasta en la universidad.

Los niños de ahora están sobre estimulados si los comparamos con décadas  anteriores. No es broma cuando dicen que ahora saben usar un celular antes de aprender a caminar. Lo anterior contribuye a que el trabajo del hogar y formar a nuestros hijos se haya convertido en una tarea extrema. En la actualidad tienes que cuidar a tus hijos dentro de tu casa ya que la tecnología ha abierto los hogares digitalmente.

Por otra parte, las redes sociales han generado una competencia en todo lo relacionado con la crianza de hijos. El simple hecho de ver en Facebook, Instagram y otras redes sociales imágenes de familias sonrientes hace que las madres en la actualidad se exijan cada vez más de si mismas.

El estrés que puede generar ver fotografías de familias felices, madres chefs, madres DIY hace de la maternidad se haya convertido en una competencia sin ganadores. Esta competencia, puede llevarte al borde de la locura e inclusive por estar compitiendo puedes perderte de buenos momentos.

Lo más seguro es que esa madre que tanto admiras, que parece que lo tiene todo bajo control al igual que tu también está cansadas. Aunque no lo creas, esa madre también piensan lo mismo de ti. Como todo en la vida lo que es fácil para unas es difícil para otras y obviamente lo que publicamos es lo que es fácil para nosotras.

Fotos que te hacen sentir culpable

Fotos que te hacen sentir culpable
PublicDomainPictures / Pixabay

En mi caso han habido ocaciones en las que he estado al borde de arrancarme el cabello y salir corriendo. Sin embargo, mi hija siempre hace algo gracioso y a pesar de todo tomo esa foto que hace ver mi vida perfecta. Con esa foto pareciera que lo tengo todo bajo control, pero no es cierto. Antes o después de tomar esa foto perfecta puede que me encontraba enojada, cansada y/o me sentía desesperada. Es por esto que te pido madre digital que no guíes tu maternidad por las fotos que veas, estas solamente están plasmando un momento, un recuerdo.

Los momentos difíciles no suelen ser fotografiados. Difícilmente, esos momentos de enojo, frustración, lagrimas y cansancio crónico formaran parte de la galería de imagines de tus amigas. La verdad, no hay razón para mostrarlos, esos momentos forman parte de la intimidad de cada hogar.

No es que las personas quieran proyectar lo que no son, aunque siempre existen quienes si lo hacen por esto. En general,  si no somos celebridades publicamos los buenos momentos y nos gusta mostrar nuestra bendición y no la vida caótica. Como dice un dicho popular “la ropa sucia se lava en casa” por consiguiente mostrar los malos momentos seria como lavar la ropa sucia en publico.

Creer que no eres buena madre por sentirte cansada

Madre cansada
Madre cansada Photo credit: taylormackenzie via VisualHunt.com / CC BY-S

El hecho que te sientas desesperada no te hace ser una peor madre. Por el contrario. te hace ser humano.Como ser humano tienes una gran responsabilidad y aunque le expliques esto a los demás nadie te comprendería. Lo que haces simplemente no es tan valorado como ser el CEO de una empresa multinacional. Aunque si eres padre sabras que la crianza de los hijos es más importante ya que estas contribuyendo para formar un mundo mejor.

Me atrevería a decir que todas las madres en más de una ocasión, hemos llorado en el baño, en un closet, en el automóvil. Es totalmente normal que mas de una vez hayas querido salir corriendo o inclusive hayas perdido los estribos. Lo anterior, no te hace una mala madre así que quítate ese pensamiento de la cabeza.

El trabajo de una madre es rutinario y para las madres 24/7 puede llegar a ser sumamente agotador ya que se exigen el triple . Por ello necesitas hacer cambios constantemente y variar la rutina o te volverás loca. Las madres en general nos exigimos mucho, sentimos que todo tiene que estar perfecto en nuestras casas. Pero esto no es cierto, no todo tiene que estar perfecto ya que nadie ni nada es perfecto.

Como lograr una maternidad equilibrada

  • Aprender a decir NO.
  • Pedir ayuda cuando lo necesites.
  • Delegar responsabilidades.
  • No compararte con otros madres.
  • Valorar lo que haces por tu hogar.
  • Priorizar de acuerdo a la circunstancias.
  • Darte permiso de dejar tareas para otro día.
  • Dormir si estas cansada.
  • Decirle a tu pareja que vas a salir con tus amigas.
  • Pedirle a tu pareja que haga el mercado o que vaya por los hijos a la escuela.
  • Tomarte días libres.
  • Recordar que tiendes derecho de enfermarte.
  • Bajar las revoluciones e ir a tu ritmo.
  • Tienes derecho a tener un par de horas a solas.
  • Hacer ejercicio en casa o en un gym.
  • Hacer un horario para nuestros hijos.
  • Dejar de lado las redes sociales por un momento y simplemente disfrutar.

Madre cansada, lo único que quiero decirte es que te comprendo, yo también me siento cansada. Pero así como yo debes aprender a relajarte, pedir ayuda y respirar, no perdamos los buenos momentos por exigirnos demasiado. No tratemos de ser la madre del lado, tratemos de ser la madre que somos, esa es la que necesitan nuestros hijos.

Con cariño

Cris

Publicidad