Cómo lidiar con berrinches

Publicidad

Cómo lidiar con berrinches
Cómo lidiar con berrinches

Cómo lidiar con berrinches

Cómo lidiar con berrinches
Cómo lidiar con berrinches

A muchas mamás nos ha pasado. Estás en el supermercado con tu hijo y vio un juguete que le gustó pero que no lo vas a comprar. De repente, te encuentras con que tu niño ha cambiado completamente y ahora está gritando, llorando y en medio de una pataleta total. Te sientes muy avergonzada por tal escena, y lo único que quisieras hacer es desaparecer en medio de las miradas de las otras personas.

Los berrinches son comunes en los niños de 2 a 4 años. Aunque son muy molestos, son parte de su desarrollo. Además, son muy buenas oportunidades para enseñarles la manera correcta de expresarse y comportarse.

Te dare algunos consejos para que sepas qué hacer y qué no hacer al encontrarte en medio de uno de estos episodios.

Las causas

Los berrinches en los niños usualmente se deben a la necesidad de independencia y la frustración de no saber expresar con claridad sus sentimientos y necesidades. Puede tratarse de necesidades físicas como cansancio o hambre, o de desarrollo, como dificultad para aprender algo nuevo o para expresar algún sentimiento.

En general, el niño quiere sentir que puede controlar ciertas situaciones y cuando se frustra, empieza a hacer una pataleta.

Qué hacer

Como mamás, hay algunas maneras en que podemos ayudar a corregir estos comportamientos y esperar que no vuelvan a pasar, aunque es un proceso que puede tardar un tiempo. Aquí tienes unos consejos en caso de que tu hijo haga un berrinche:

Establece consecuencias lógicas

Si en medio de una pataleta, tu niño tira todos sus juguetes o el cereal al piso, entonces lógicamente no podrá comérselo todo o jugar con los juguetes. Poco a poco se dará cuenta de lo que pasa cuando exhibe esos comportamientos y no lo seguirá haciendo.

Ser consecuente

Si les has dicho de antemano que al menor signo de una rabieta te irás de un lugar, cúmplelo. Por eso debes ser cuidadosa al decirle cuál será la consecuencia de sus acciones. Debes cumplirlo o si no, tu hijo sentirá que siempre se sale con la suya.

Que use las palabras

Ayuda a tu niño a usar palabras para expresar lo que siente. Si empieza a quejarse y ves que pronto hará una rabieta, recuérdale que debe de decirte lo que necesita o siente en vez de gritar y patalear.

Castigos inmediatos

Para un niño menor de 5 o 6 años, el castigo por haberse portado de una manera que no es aceptable tiene que ser llevado a cabo pronto porque ellos todavía no tienen sentido del tiempo. Si se espera mucho pueden llegar a olvidar la causa del castigo o puede que ya no les importe.

Recompensar lo positivo

Cuando tu hijo se esté portando bien, felicítalo, para reforzar y recompensar el comportamiento positivo. A veces los berrinches son simplemente una manera de llamar la atención y si le enseñas a tu chiquito que es mejor llamar la atención con acciones buenas, le darán más ganas de repetir ese comportamiento positivo.

Qué NO hacer

Aunque sea difícil ver a tu hijo llorar, no cedas a las súplicas y llantos. Es mejor tratar de ignorar la bulla (a menos que el niño vaya a hacerse algún daño) y darle a atención positiva a los buenos comportamientos.

Lee También

Síndrome de la madre agotada y como detectarlo

Pierde esos 5 kilos de más con estos tips

Perder peso: Lo que no debes comer

Publicidad